Inicio  
  
  
   Magdalenas para el desayuno
Desayunos
 
Tu nombre :
Tu e-mail * :
Nombre del destinatario :
E-mail del destinatario * :
Tu mensaje :
*campo obligatorio
¡Tu mensaje ha sido enviado!

Magdalenas para el desayuno

Comer magdalenas para el desayuno puede parecer contraindicado, pero esta receta está llena de bondad. Las proantocianidinas de los arándanos azules y rojos tienen una función importante en la prevención de infartos y embolias. Dado que ayudan a conservar la integridad de los capilares, también participan en la prevención de las venas varicosas. Estos antioxidantes excelentes también contribuyen a la prevención de la osteoporosis por el efecto que tienen sobre el colágeno: al entrecruzar fibras de colágeno, refuerzan la médula ósea y retrasan su envejecimiento. Las nueces y los frutos secos son particularmente ricos en nutrientes, y las nueces de pecán en vitamina B, por lo que a menudo son clasificados como «alimentos calmantes». Los albaricoques contienen altos niveles de potasio, beneficioso para reducir la hipertensión arterial y la retención de líquidos, mientras que sus niveles de betacarotenos aumentan con el proceso de secado.

Magdalenas para el desayuno
Para 12 unidades

Ingredientes para la receta de magdalenas para el desayuno:


  Aceite de oliva para untar los moldes
  200 g de harina, preferentemente integral
  3 cucharadas de harina de soja
  Una pizca de sal marina
  2 cucharaditas de levadura en polvo
  2 huevos
  55 g de mantequilla, derretida
  175 ml de leche de soja
  125 ml de jarabe de arce
  125 g de arándanos azules frescos
  125 g de arándanos rojos secos, picados
  125 g de uvas pasas sin semilla
  125 g de orejones de albaricoque, picados
  1 cucharadita de ralladura de piel de naranja
  1 cucharadita de canela en polvo

Preparación de la receta de magdalenas para el desayuno:


1 - Precalentar el horno a 200 ºC y usar un poco de aceite de oliva para untar algunos moldes metálicos para magdalenas de 6 cm de diámetro y borde ondulado.

2 - Tamizar las harinas, la sal y la levadura en polvo en un recipiente hondo. En un cuenco aparte, batir ligeramente los huevos, añadir la mantequilla derretida, la leche de soja y el jarabe de arce. Verter esta mezcla en el recipiente de la harina y luego añadir el resto de los ingredientes, combinando todo rápidamente pero sin trabajar la mezcla en exceso (no pasa nada si quedan algunos grumos, es mejor que la masa quede pegajosa que líquida). Rellenar los moldes con cucharadas de esta mezcla.

3 - Hornear entre 20 y 25 minutos hasta que suban bien y queden doradas. Dejar enfriar un poco en los moldes antes de desmoldarlas y luego dejarlas enfriar completamente antes de servir o guardar en una lata hermética.

4 - Estas magdalenas son estupendas solas, pero son incluso mejores acompañadas de mantequilla con miel o mermelada sin azúcar. También son un buen tentempié para llevar en la bolsa y «matar el gusanillo» de media mañana.

5 - Variación: si se dispone de tiempo, primero se puede poner los frutos secos a remojar en el zumo de naranja alrededor de 30 minutos, removiéndolos de vez en cuando. Esto consigue un resultado aún más tierno debido a la mayor humedad.

Valor nutricional de la receta magdalenas para el desayuno:

Fitoestrógenos *****
Ácidos grasos esenciales **
Antioxidantes *****



Get more on this subject…