Inicio  
  
  
   Buñuelos de calabacín y queso feta
Aperitivos
 
Tu nombre :
Tu e-mail * :
Nombre del destinatario :
E-mail del destinatario * :
Tu mensaje :
*campo obligatorio
¡Tu mensaje ha sido enviado!

Buñuelos de calabacín y queso feta

Estos buñuelos son un entrante delicioso o bien una comida de verano ligera. La combinación de calabacines blancos y verdes resulta especialmente sabrosa. En lugar de la menta también puede utilizar albahaca o mejorana.

Buñuelos de calabacín y queso feta
6 raciones

Ingredientes para la receta de buñuelos de calabacín y queso feta:


  500 g de calabacines rallados
  1⁄2 cucharadita de sal
  2 huevos, preferiblemente de corral, ligeramente batidos
  8 cebolletas cortadas en rodajas finas
  110 g de queso feta desmenuzado
  1 1⁄2 cucharadas de menta fresca picada
  60 g de harina de arroz
  Sal y pimienta negra recién molida
  Aceite de oliva para freír

Preparación de la receta de buñuelos de calabacín y queso feta:


1 - Poner los calabacines rallados en un colador, añadir la sal y dejar durante un mínimo de 30 minutos para que eliminen el agua. Retirar todo el exceso de líquido y secar con papel de cocina (es sorprendente la cantidad de liquido que pueden llegar a desprender).

2 - Batir los huevos en un cuenco y añadir los calabacines secados, las cebolletas cortadas en rodajas finas, el queso feta desmenuzado y la menta picada. Remover con cuidado para mezclar bien todos los ingredientes. Incorporar la harina de arroz y sazonar con sal y pimienta negra recién molida. Poner 1 cm de aceite de oliva en una sartén y calentarlo. Una vez caliente, poner en el una cucharadita de la mezcla para probar la condimentación. Cuando esté crujiente, probar y, si es necesario, rectificar la condimentación.

3 - Poner unas cucharadas generosas de masa en el aceite caliente, aplanar ligeramente con la cuchara y cocer por partes durante un par de minutos por cada lado hasta que estén dorados y crujientes.

4 - Retirar los buñuelos ya hechos con un cucharón perforado y escurrir sobre papel de cocina. Mantenerlos calientes dentro del horno a temperatura baja (150ºC), pero no hay que taparlos, ya que se pasarían. Mientras tanto, ir friendo el resto de los buñuelos.

5 - Servir los buñuelos con una ensalada griega y tzatziki. También resulta ideal un poco de ensalada de tomate.

Calorías de la receta buñuelos de calabacín y queso feta:

Por ración: 253 kcal, , 20 g de grasa, 5 g de grasas saturadas,, 10 g de hidratos de carbono, 0,49 g de sodio, 117 mg de calcio



Get more on this subject…