Inicio  
  
  
   Risotto de calabacín
Arroces
 
Tu nombre :
Tu e-mail * :
Nombre del destinatario :
E-mail del destinatario * :
Tu mensaje :
*campo obligatorio
¡Tu mensaje ha sido enviado!

Risotto de calabacín

Este risotto parece insípido, pero si se hace con calabacines bien frescos, es un plato fantástico. Los calabacines son ricos en vitamina C y ácido fólico, y una simple ración de calabacín (100 g) aporta más de una cuarta parte de las necesidades diarias de vitamina C, que es lo mismo que una ración de esta deliciosa crema.

Risotto de calabacín
Para 4 personas

Ingredientes para la receta de risotto de calabacín:


  1,75 litros de caldo de miso o un caldo vegetal de buena calidad
  85 g de mantequilla
  2 cucharadas de aceite de oliva
  1 cebolla, a dados
  350 g de arroz para risotto (por ejemplo, arborio, un arroz de grano medio cultivado en el valle del Po)
  4 cucharadas de vino blanco seco (optativo)
  Sal marina y pimienta negra recién molida
  450 g de calabacines, cortados en rodajas no demasiado finas
  55 g de queso parmesano rallado

Preparación de la receta de risotto de calabacín:


1 - Calentar el caldo de miso o vegetal y, cuando esté casi hirviendo, bajar el fuego y dejar hervir suavemente.

2 - Calentar la mitad de la mantequilla con el aceite en una olla de base gruesa y freír la cebolla hasta que quede transparente. Añadir el arroz y remover un minuto o dos para que los granos queden bien mojados y brillantes gracias a la mantequilla y el aceite. Añadir el vino y dejar hervir, removiendo constantemente. Añadir el caldo a cucharones, uno tras otro, removiendo bien y dejando que el caldo se absorba antes de añadir el cucharón siguiente.

3 - Pasados unos 10 minutos, sazonar y echar los calabacines a rodajas. Seguir añadiendo el caldo y removiendo. Probar después de 20 minutos. La textura del arroz debe ser espesa, pero si todavía está un poco crudo y ya no queda más caldo, se puede acabar la cocción añadiendo cucharones de agua hirviendo.

4 - Retirar el risotto del fuego, incorporar el resto de la mantequilla y el queso, tapar y dejar reposar 3 minutos. Servir inmediatamente. Si el plato es para celebrar una ocasión especial, añadir unas cuantas hebras de azafrán al caldo y luego hojas de albahaca desmenuzadas al final, con la mantequilla y el queso.

Valor nutricional de la receta risotto de calabacín:

Fitoestrógenos ***
Ácidos grasos esenciales *
Antioxidantes ***



Get more on this subject…